CIRILO MARTINEZ NOVILLO (1921-2008)

No es necesario recordar que, Cirilo Martinez Novillo fue, junto a Alvaro Delgado, Carlos Pascual de Lara, Gregorio del Olmo, Luis Garcia-Ochoa y Francisco San José, uno de los jóvenes de la llamada “Escuela de Madrid” que en los años cuarenta y cincuenta con los recursos limitados que les permitía la penuria de la posguerra, salieron al extranjero en busca de la pintura moderna.

La vida artística de Martinez Novillo comienza en 1936, cuando se incorpora en la escuela taller para adolescentes en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la calle Alcalá, donde era profeso Daniel Vazque Dias (Maestro de pintore). Este le dijo “tienes madera de pintor” y le instruyó en la importancia de la composición equilibrada y en el uso del color.

Su amistad con Benjamín Palencia y Alvaro Delgado tiene gran influencia en su desarrollo artístico.
Está considerado como uno de los pintores más interesantes de la posguerra, pintor esencialmente madrileño, con los magníficos paisajes de su meseta, aunque su obra también recoge paisajes gallegos, catalanes y asturianos

La admiración que siente por Cezanne puede percibirse en la disposición constructiva de sus paisajes. En su pintura, destaca la importancia de la luz, luz recogida casi siempre de la meseta, los ocres, los atardeceres del campo castellano.

En 1947,muestra su primera exposición individual, en la galería Buchholz de Madrid.
En 1948, expone en el museo de Arte Moderno de Madrid.

En 1950, expone en los Salones Macarrón de Madrid, y participaen el Pabellón de España en la Bienal de Venecia, y forma parte del primer Salón de Artistas Ibericos de Barcelona.

En 1951, su obra figura en la I Bienal Hispano Americana, y en el VIII Salón de los Once.

En 1952, enseña su obra en Santander y Zaragoza.

En el 54, vuelve a la Bienal de Venecia donde obtiene gran éxito.

En 1958, Expone en la sala de la Dirección General de Bellas Artes, de Madrid.

Becado por el Instituto Francés y por la Fundación Juan March, viaja por Europa y America, y entre sus muchas exposiciones, figuran las de, París, Zurich,Londrs, Hoston, Nueva Cork…..

A partir de la década de los setenta, sus paisajes se hacen más delicados, atmosféricos con maravillosas luces desvaidas, que generan paisajes de gran belleza.

La obra de Cirilo Martínez Novillo figura en los museos Reina Sofía y Municipal de Arte Contemporáneo, de Madrid; Bellas Artes de Bilbao y Oviedo; Municipal de Valdepeñas; colecciones Grupo Santander, AENA, Telefónica, BBVA y Caja España, entre otras