EDGAR DEGAS-JOVENES ESPARTANOS PRACTICANDO EJERCICIOS

EDGAR DEGAS.- Nació en Paris en 1834 y murió en 1917.

CUADRO.- JOVENES ESPARTANOS PRACTICANDO EJERCICIOS. 1860-Oleo sobre tela-109×155 cm.

La escena se sitúa en un altollano de Esparta.

La acción transcurre de izquierda a derecha. Unas muchachas se enfrentan a unos jóvenes desnudos que están posando. Parecen retarlos, quizá para que demuestren su hombría. Un grupo de adultos los observan desde cierta distancia. El paisaje es imaginario. Degas nunca estuvo en la península griega, auque habia leido la historia sobre Esparta. Tras las muchachas, en esta amable narración de confrontación sexual, vemos la versión del artista del monte Taygetos (del que la leyenda dice que los niños espartanos eran expuestos a los elementos aun a costa de su propia vida.).

A pesar de las imperfecciones de esta obra de su juventud, posee una unidad notable, profundamente evocadora y atmosférica. La escena en su conjunto, desde los cuerpos enjutos, bronceados y atléticos del primer plano hasta la ciudad de Esparta, que desciende del pié de una colina distante, está bañada de una luz ambarina y transmite el perturbador calor de una atardecer de verano.
Esta obra fue concebida después de que Degas, regresara de su primer viaje a Italia. Un momento difícil para el pintor, quería ser “moderno”, pero también quería aprender las técnicas del pasado. Este cuadro muestra un enfoque claramente clásico de la confección de una obra. En la Academia Degas había aprendido historia de la pintura al estilo de Jaques-Louis David. En Italia, había copiado obras de Mantegna, Botticelli i Rafael. Esta obra acusa la influencia de ambas experiencias, más cercana al neoclasicismo. Llegado el momento, la composición resultó de difícil factura. Existen distintas versiones que, tomadas en su conjunto, muestran el gran esfuerzo que hizo Degas para mantener en equilibrio los dos grupos principales y situarlos cómodamente en el paisaje. Su formación clásica le dictaba que para que la articulación fuera la adecuada, las figuras debían pintarse primero desnudas, para vestirlas después, y ser estudiadas individualmente antes de agruparlas. Los ropajes que cubren a las muchachas parece haber sido pensados con posterioridad, a pesar del gran empeño del artista, los cinco jóvenes no logran cohesionarse en un grupo convincente.
Mientras vivía en Roma, Degas desarrolló una particular fascinación por el cuerpo adolescente. Abandonó las formas masculinas heroicas de gran musculatura y los modelos de generosa feminidad que propugnaban las academias francesas, y en su lugar, recurrió a jóvenes que se adecuaban más a los temas por él elegidos.

Jon Thomson.