FERNANDO ZOBEL.(Manila 1924 –Roma 1984)

 

 

Fernando Zóbel de Ayala y Montojo es uno de los pintores españoles más importantes del siglo XX. Se dedicó fundamentalmente a la pintura abstracta. Durante la guerra civil española se refugia en Filipinas, donde permanecerá hasta el final de la segunda guerra mundial (1945). Finalizada esta, se licencia en Filosofía y Letras por la Universidad de Harvard, con la calificación” MAGNA CUM LAUDE” con un estudio sobre García Lorca.

En esta época se interesa cada vez más por la pintura, y de hecho comienza a pintar ya en 1942, cuando por una lesión de columna queda inmovilizado durante algún tiempo.

Su estancia en ese prestigioso centro permitió que entrase en contacto con los pintores de la Escuela de Boston. De formación autodidacta, desarrolló su pintura en estos años y, al finalizar sus estudios, prolongó su estancia allí trabajando como ayudante del Departamento de Artes Gráficas del Harvard College Library, con el fin de seguir pintando e investigando.

En 1931, expone por primera vezen Boston (E.E.U.U.)
En 1951 regresó a Manila, y allí compatibilizó su trabajo en el mundo empresarial (al que estaba vinculado por lazos familiares, con propiedades como las célebres Cervezas San Miguel), con la pintura, el mecenazgo, la investigación y la docencia, hasta que, en 1961, traslada definitivamente su residencia a España y decide dedicarse por entero a la pintura.

En sus primeras obras abstractas, las llamadas “Saeta”(1959-1959), influye la estética oriental y el “expresionismo abstracto americano.

A partir de 1963 la naturaleza es su tema principal, sobre todo Cuenca y su entorno, pinta ahora lo que denominó “ paisajes vistos con ojos nuevos “ y que técnicamente se pueden llamar “ abstracción gestual “, en cada brochazo se hace patente a parte de lo “ material “ el sentimiento. Para transmitir esto hará uso del color, gama de marrones.

 Cabe mencionar óleos como la serie dedicada al río Jucar. Pero a mediados de los 70 vuelve al esquematismo, con su “ Serie blanca “, donde buscará la luz y el espacio y para ello usa colores como los ocres, los azules y rosas y por supuesto el blanco.
Pero en los 80 volverá el color, elemento que vertebrará la composición convirtiéndose su trazo en mas directo y rotundo.

«Mi pintura siempre ha sido tranquila», dejó escrito el artista.«Busco el orden en todo lo que me rodea. En el orden, en el sentido más amplio de la palabra, busco la razón de la belleza. Me impresionó hace mucho que en japonés una sola palabra sirve para decir limpio y bello»

En 1963 conoce Cuenca de la mano de su gran amigo Gustavo Torner, y junto con él y con Gerardo Rueda fundan el Museo de Arte Abstracto Español en las Casas Colgadas, posiblemente el lugar más emblemático de la ciudad.

Los autores con obra en el Museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, reseñados por orden alfabético de apellido, son los siguientes: Néstor BASTERRECHEA, Rafael CANOGAR, Eduardo CHILLIDA, Martín CHIRINO, Modest CUIXART, GuillermoDELGADO, Francisco FARRERAS, Luis FEITO, Amadeo GABINO, José GUERRERO, Joan HERNANDEZ-PIJUAN, Antonio LORENZO, César MANRIQUE, Manuel MILLARES, Manuel H. MOMPO, Lucio MUÑOZ, Jorge OTEIZA, Pablo PALAZUELO, Manuel RIVERA, Joaquín RUBIO CAMÍN, Gerardo RUEDA, Antonio SAURA, Euse­bio SEMPERE, Pablo SERRANO, Antoni TAPIES, Jordi TEIXIDOR, Gustavo TORNER, Manuel VIOLA, José María YTURRALDE y Fernando ZOBEL.
La pintura de Fernando Zobel, es de una delicadeza y lirismo que denotan su gran sensibilidad, sus cuadros se caracterizan por blancos primorosos, entintados y agrisados.

El prestigio como pintor de Fernando Zóbel es inmenso, y sus obras cuelgan en los museos más importantes del mundo. Participó en más de 150 exposiciones colectivas, y más de 40 individuales.
Su muerte se produjo en Roma el 2 de junio de 1984, de modo inesperado. Sus restos mortales se encuentran en el cementerio de San Isidro de Cuenca, sobre la Hoz del Júcar.