FRANCESC ARTIGAU

Francesc Artigau, nace en Barcelona en el año 1940.

Su formación artística, transcurre en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona( Escuela de la Llotja), Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi.

Para seguir sus estudios recibe la Beca Castellblanch.

Desde el comienzo de sus estudios, Francesc defiende con vehemencia la faceta artesana de la pintura y se dedicará intensamente al estudio del dibujo, perspectiva, colores y anatomía.

En los comienzos de su carrera artística, en los años 60,se da a conocer en colecciones colectivas integrado en el movimiento pictórico de la nueva figuración que se implantó después del informalismo reinante hasta la época.

La obra pictórica de Francesc Artigau se centraba en una visión satírica que bien podría enmarcarse en el pop-art. Sus innumerables retratos de personajes conocidos de Barcelona, se enmarcan en esta línea, vida cotidiana tal como él la interpreta y con gran maestría en el manejo del color.

Admirador de Piero de la Francesca y de Matisse, Artigau juega en sus cuadros con las perspectivas y con efectos ilusionistas.

En unas declaraciones, asegura «La pintura realista es invención porque nunca es un fiel reflejo de lo real. Yo lo que intento hacer en mis obras es representar una nueva realidad».

Una realidad protagonizada casi siempre por una mujer, que aparece retratada en el silencio de interiores luminosos donde Artigau no vacila en introducir a menudo un cuadro dentro del cuadro.

«La mujer es un tema eterno, que tiene múltiples connotaciones; entre otras es el origen del hombre y para mí es la figura ideal», reconoce.

Posteriormente su pintura deriva hacia una interpretación de temas de naturaleza épica, clásica y mitológica, que conforman un mundo de figuras y paisajes anclados en el ámbito de lo mítico y fantástico.

Los grabados Sant Jordi, defensor de la ciudad y la Entrada de Don Quijote en Barcelona son dos excelentes manifestaciones de esta tendencia.

«Me gustan los textos antiguos porque explican la esencia del hombre y siguen válidos, ya que en el fondo, a lo largo del tiempo, el hombre no cambia», concluye el pintor.

El artista barcelonés confiesa que desde niño ha sentido una gran admiración por la pintura, una inclinación que ha sido alentada por su familia. «Es algo curioso, pero mi padre quería que fuera pintor, y yo por supuesto no me he opuesto a su voluntad».

Reconocido y admirado artista catalán, sus 40 años de artistay 20 años de profesor en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona, dan fé de su reconocimiento.

Exponiendo individual y colectivamente en las más prestigiosas salas de Barcelona, Madrid, Londres etc
Premios (Selección):
-Premio Ayuntamiento Terrassa (Barcelona).
-Premio Ciudad de Hospitalet (Barcelona).

Obra en Museos y Colecciones:
-Museo de Arte Contemporáneo, Madrid.
-Museo de Arte Moderno, Barcelona.
-Museo de Arte Contemporáneo, Sevilla.
Innumerables colecciones particulares por todo el mundo
Pinta magnificos oleos, acrílicos y grabados