PABLO PICASSO- ÉPOCA AZUL- «LA VIDA»

Este lienzo corresponde al fina del periodo azul de Picasso, que abarcó desde el invierno de 1901 hasta el otoño de 1904. El cuadro adopta la forma de las pinturas sobre el ciclo de vida que los simbolistas popularizaron, pero con una diferencia fundamental: mientras los simbolistas celebran la vida como un ciclo continuo de una renovación inacabable, la obra de Picasso, nos habla del estancamiento creativo, el desespero que surge del acortamiento del ciclo vida.
La escena se desarrolla en el estudio del artista. A mano izquierda, vemos dos figuras desnudas y de pie: el artista y su amante, que aparecen estrechamente unidos. La rodilla de ella se apoya en la cara interna del muslo del personaje masculino, prueba de su intimidad. 

Pero con un aire más triste que apasionado. A mano derecha una madre con indumentaria recargada sostiene a su bebé en brazos. El hombre le hace un gesto con su mano izquierda. Al principio, parece que está mostrándole el niño a su amante, pero un examen más minucioso indica que el gesto es más intencionado.

Parece que estar pidiéndole a la madre que no hable, impresión que se confirma al ver la expresión algo resentida de la mujer.
Tras los protagonistas aparecen dos cuadros inacabados. Uno cuelga de la pared y el otro se apoya en el suelo. El de arriba muestra a una mujer consolando a un hombre que está en posición fetal. Ambas figuras miran al espectador con unos ojos negros y asustados. El cuadro inferior retoma al personaje masculino, pero en esta ocasión el pintor le hace adoptar una posición incluso más cerrada.


EL PERIODO AZUL DE PICASSO.-
Nadie puede estar seguro por la razón por la cual Picasso, en el invierno de 1901, cambió el tono dominante de sus pinturas y adoptó una paleta de tonos azules, negros, grisáceos, verduscos y rosas color carne inerte. La explicación que suele darse es que estaba de luto por la muerte de su amigo, el joven pintor catalán Carlos Casagema. En 1900, Picasso y Casagema viajaron juntos a París, Casagema se enamoró de una modelo llamada Germaine, pero descubrió que era sexualmente impotente y se pegó un tiro.
Picasso se puso inmediatamente a pintar un cuadroconmemorativo dedicado a la muerte de su amigo. Su primer intento dio el inicio del periodo azul, con una escena funeraria titulada “Evocación”. Picasso, pasó mñas de dos años dedicado a crear imágenes melancólicas sobre el sufrimiento humano.
Sólo cuando pintó el cuadro “La vida” consiguió una pintura que a su juicio, fuera un digno tributo a su amigo.
Jon Thompson.